Y que ya empezó el mundial.

escrito por Rodrigo

Que se nos vino el mundial encima (y no es doble sentido) y aunque vaya en contra de la visión que ustedes (tres) lectores puedan tener de su gran servitoalla, estuve en vela (Carlos) toda esta semana esperando que hoy dieran las nueve de la mañana para así ver a la selección mexicana ser mediocre en la cancha, y grité, y sufrí, y menté madres a más no poder a los malditos negritos que me quitan la esperanza de ver a México cerca de ser orgullosos ganadores.

Y hay que admitir que este mundial no pudo haber llegado en mejor momento señores. México se está desmoronando, cayéndose pedazo a pedazo a un mar lleno de crudo, siendo destrozado por nosotros mismos, los ciudadanos incapaces de actuar y de mover un dedo para hacer algo por el país, por un presidente quijotesco tan inútil como pelón y chaparro, que casualmente está justo ahorita en Sudáfrica disfrutando del dulce invierno Johanesburguense con los otros 35 mil mexicanos que lograron nadar todo el Atlántico para llegar ahí dónde están los negritos que se los comen los leones. También tenemos a dos grandes televisoras kafkianas que pareciera que intentan dominar al mundo lanzando su Iniciativa México para engañar cada vez más a la población que tanto consume su mierda televisiva. Cincuenta ejecutados en cinco días en el país, Monterrey sitiado por el narcotráfico, políticos y eclesiásticos pederastas, el Golfo de México siendo destruido por la avaricia petrolera, y policías que repelen pedradas con balazos.

Alguna vez Hernán Casciari escribió sobre la importancia que tuvo en Argentina el campeonato mundial que lograron en 1978, y aunque sé que México está lejos de competir y llegar a esos niveles de magnificiencia futbolística, creo que una actuación no tan mediocre le vendría muy bien al espíritu del país, o mínimo, me vendría bien a mi, porque la verdad no estaría mal que después de meses y años de pura desgracia se asociara a México con algo positivo, aunque sea en algo tan banal, supérfluo y sin importancia como el fútbol.

Ademdum: No tengo nada en particular contra los norteamericanos, en verdad, pero su fascinación con defender lo indefendible y apoyar a Israel me parece deplorable y aún peor me parece que hayan obligado a renunciar a Helen Thomas por un comentario más que adecuado sobre las injusticias que el sionismo comete en esa región.

“Tell them to get the hell out of Palestine.”

Genialidad y rebeldía a los 90 años.

Segundo Ademdum: Podrán notar que la hilaridad fue escasa el día de hoy, así que les paso un chiste adhoc con las fechas mundialistas:

La posición de Salvador Cabañas solía ser medio adelantado, ahora es medio retrasado.