del asfalto y tu cachete.

Como muchas otras noches, estaba borracho, pedo, alcoholizado, e iba caminando. Acababa de disfrutar unos deliciosos tacos al pastor que mi estado etílico hacía que supieran mejor aún, mi panza llena y mis sentidos y consciencia nublada excelentemente por la ingesta alcohólica que había precedido los ya mencionados manjares. Iba caminando, como muchas veces lo [...]